Son momentos de reflexión, acaba un año y entra uno nuevo. Son muchos años fotografiando a personas que han confiado en mi para ponerse delante de la cámara. Este final de año he querido visualizar mi trabajo no del último año, sino de todos estos años que llevo dedicado a la fotografía, y en mi interior mi mejor trabajo lo resume este reportaje. No es de boda, sinceramente no creo que la boda sea el momento para recordar más íntimo y personal. No se la razón, supongo que echo en falta algo asi de mi pasado y lo traslado a los demás. Para mi esta es mi esencia, momentos fugaces de nuestra vida que se quedan atrapados, fotografía y recuerdos en estado puro, fuera de toda apariencia. Momentos condensados en tres minutos, la vida plasmada en imágenes crudas, reales y con vida… un documento que no ve números ni fotos concretas, sino que es un conjunto que transmite sensaciones y momentos de vida, compartiendo el día a día con personas que aparentemente no significan nada para ti pero que una vez que terminas te das cuenta que significan todo, todo lo que sientes y que ves, todo lo que te transmiten, abren sus vidas para ti y te sientes libre de interpretar, de crear tu propio libro de sus vidas. No existe mayor motivación que la libertad de ver con tus propios ojos… sin duda esta es mi mayor libertad, la de crear cuando te abren sus vidas para que tu las interpretes… sólo así se puede crear, sólo así puedo ver…

Leave A

Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.